La serigrafía como hobby está bien, pero vivir de ella es mejor.

Si estas leyendo esto es porque te interesa saber cómo vivir de la serigrafía, ya sea en sus inicios, en proceso de evolución o bien vives de ello actualmente. Sea cual sea la etapa en la que te encuentres esto te ayudará a resolver alguna dudas que nos atacan a lo largo de nuestro camino.

¿Cómo empiezo?

La serigrafía como profesión lleva mucho tiempo en nuestro mundo sin mencionar que sus comienzos fueron completamente manuales y artesanales, por lo que el arte la acogió inmediatamente, ha sido el vehículo de la expresión artística por grandes de nuestros tiempos. 

La industria por su parte también quizo acoger esta técnica debido a la versatilidad, flexibilidad y adaptabilidad que nos provee. La técnica si lo pensamos en su principio más básico se trata de transferir un patrón a un soporte y repetirlo de igual manera las veces que queramos. ¿suena sencillo no?, lo es, pero también se complica en medida que queramos y según vamos avanzando.

Hoy en día existen infinidades de materiales, tintas, marcos, mallas, sistemas y un sin fin de herramientas que se van desarrollando para mejorar y optimizar los procesos. Desde ahorro de tiempos hasta una calidad de alta definición.

Tengo mi pantalla, se de que va el rollo y tengo mis tintas

Bien, seguramente un porcentaje alto hayamos comenzado así, ya sea porque un amigo de un amigo lo hacía, por que en nuestra familia había alguien que tenia conocimientos o bien por inquietud propia. En lo personal pienso que hay etapas en nuestra vida las cuales terminan para pasar a otra, a veces mejores otra no tanto. No importa, lo que quiero compartir es cómo ir dejando esas etapas atrás y comenzar a monetizar para invertir y con el tiempo escalar tu taller y tus servicios.

Mi inicios en la serigrafía vienen desde hace mucho tiempo, aproximadamente desde el 2008 hasta la fecha, y he de decir que cada fase ha sido gratificante lo cual me ha permitido ir probando todo tipo de materiales, herramientas, espacios, tiempos y procesos. El enfoque que le he dado es el de optimizar en cuanto a tiempos, calidad y espacios de trabajo.

¿Cuánto dinero necesito para comenzar?

Para comenzar en cualquier cosa que te propongas necesitas cero y te lo dice uno que su primer pulpo lo construyo a base de madera y piezas de hierro que recolectaba en los desguaces de coches. ¿Funcionó? NO. Pero fue el inicio de mi deseo por mejorar, muchas veces tenemos mucha ilusión, muchas ganas y muchas ideas, pero a pesar de que comencemos de cero necesitaremos algún tipo de inversión por mínimo que este sea, la cuestión es ¿en qué vamos a invertir? Te sugiero que te apuntes esta pregunta como una de las básicas que harán que vayas construyendo tu camino.

Fue en Francia cuando en un patio en donde vivía tuve que buscarme la manera de tener mi pulpo, no tenía dinero pero sabía que quería imprimir. Una vez tuve claro que quería hacerlo pensé en la manera de conseguir algo de dinero, así que la solución más inmediata fue encontrar un trabajo, aunque no me gustara, pero el objetivo era comprar mis primeras pantallas y tintas para comenzar a imprimir.

¿En qué invierto primero?

Esta es una pregunta un poco personal, pero siguiendo un plan seguramente puedas responderla fácilmente. Aquí te dejo posibles campos en los que puedas realizar tu primera inversión:

  • Pantallas ya enteladas: El tensado manual me gusta y mucho, pero si hacemos cuentas entre el tiempo invertido, el resultado y lo que nos puede costar una pantalla ya entelada, nos daremos cuenta que en cuanto hagamos un par de trabajos habremos amortizado esa pantalla y siempre con buenos resultados. No importa si es pantalla de madera o de hierro, aquí lo que prima es la tensión.
  • Pantallas de hierro: No estoy en contra de las pantallas de madera ni mucho menos, pero si eres de los que usa a menudo una o dos pantallas te habrás dado cuenta que la madera con el agua tiende a deformarse incluso con la presión entre las pinzas de sujeción y la que tu haces con la racleta al imprimir, esto nos conduce a un problema de tensión de la malla. Por lo tanto una mala tensión es igual a una impresión no uniforme sobre todo dependiendo el tipo de trabajo, así como la descarga de tinta.
  • Pulpo de serigrafía: Este es un paso de inversión importante y existe un abanico muy amplio, si te encuentras en este proceso recuerda que comprar un pulpo usado de serigrafía es casi como comprar un coche, no sabes como fue utilizado por su antiguo dueño y tendrás que ponerlo a punto lo cual llevará costes adicionales y tiempo, pero si puedes afrontarlo ten en cuenta todas las indicaciones y sugerencia de personas que ya lo hayan hecho.
  • Pulpo hecho a medida: Como antes hemos comentado, hay muchas personas que se han construido su pulpo y aquí te recomiendo lo siguiente: Acude a personas que sepan soldar si lo quieres hacer de hierro, hay quienes ya los venden y siendo sincero mucho querrán venderlos a precios desorbitados, de ser así te recomiendo que compares al menos  4 proveedores. 
  • Bisagras: Siempre son un buen auxiliar para realizar impresiones en plano  y si eres de los que tiene paciencia e ingenio, hasta te pueden sacar de un apuro para imprimir alguna tirada pequeña de camisetas.
  • Tintas: Según el tipo de trabajo que realices podrás elegir entre unas tintas y otras, en mis inicios utilizaba tintas plastisol y una mascarilla en un espacio ventilado, pero no es mi fuerte, así que mi especialidad son las tintas base agua. Si comienzas en esto, te recomiendo ampliamente que inviertas en tintas base agua y lo menos agresivas para ti y para tu entorno. Además una de las ventajas es su limpieza y libre de solventes, aún así pide siempre las fichas técnicas a tu proveedor o fabricante.
  • Libros: Este punto para mi e muy importante, te recomiendo libros incluso que no sean de serigrafía, puede ser que no seas muy fan de las lecturas, pero incluso si te descargas guías en formato PDF siempre es un buen recurso que deberás invertir. Es la mejor inversión que puedes hacerte a ti y a todo lo que apliques en tu vida en este enlace te dejo un ejemplo de libros que nos son de serigrafía.

Como te habrás dado cuenta, el indicador principal de la inversión suele ser la calidad y el tiempo. La serigrafía se basa en procesos que se repiten en cada trabajo, si creamos nuestro sistema en el cual los procesos nos lleven menos tiempo y lo podamos tener controlado nos garantizará mejores resultados.

Es así como abandonaremos esa etapa de ¿dónde puedo conseguir algo más barato? te aseguro que cuando pases esa etapa los resultados serán mejores para ti y para quienes imprimes, de esa manera estarás listo para ofrecer servicios profesionales y amortizar tu taller y tus inversiones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.